LAS MATRONAS DE LA TRADICIÓN

Cuatro mujeres que fueron fundamentales en la gastronomía colombiana del siglo XX. Las cuatro escribieron recetarios que hoy son libros de consulta.

Sofía Ospina de Navarro
Nació en Medellín en 1892 y murió en 1974. Aunque fue una mujer activa en distintos ámbitos sociales de la capital antioqueña, su principal legado fue La Buena Mesa, un recetario pensado para las mujeres de la alta sociedad que empezaban sus vidas de casadas. La primera edición del libro salió en 1933 y pronto se convertiría en un texto imprescindible en las cocinas antioqueñas. Un compilado de recetas tradicionales, a las que se suman preparaciones de la cocina francesa; además, una completa guía para atender en casa.

Zaida Restrepo
Dijo el fallecido crítico gastronómico, Kendon McDonald, que este libro fue escrito por una abuela que sabía cocinar. “Es una forma interesante de poner orden sobre la información que acumuló en toda una vida de cocinar y sus recetas paisas”, escribió en las páginas de El Tiempo. Doña Zaida Restrepo fue pionera en la redacción de recetarios. Su manual fue publicado en 1957. Además de ser un compendio de preparaciones, es testigo de la cocina de mediados del siglo XX en Antioquia. En sus páginas se pueden encontrar evidencias de cómo celebraban las ocasiones especiales en Medellín

Maraya Vélez de Sánchez
Fue la primera cocinera colombiana en obtener un título del instituto Cordon Bleu de París. De hecho, publicó en París seis grandes recetarios con muchas de las recetas tradicionales colombianas. Su obra más conocida es Colección de Recetas de Cocina, editado en Medellín en 1915 por Carlos Molina en la Imprenta de la Familia Cristiana.

Teresita Román de Zurek
Después de estudiar en España, Teresita Román de Zurek regresó a su natal Cartagena con la idea de investigar sobre la cultura de su tierra natal. Encontró que la cocina era uno de los patrimonios que se estaba perdiendo y, con libreta en mano, comenzó un arduo trabajo: recopilar preparaciones tradicionales del departamento de Bolívar. Entrevistó cientos de mujeres en toda la región para construir versiones propias de las recetas más conocidas. La primera edición de esta obra fue publicada en 1963, en Bogotá. Luego, Editorial Bedout se hizo cargo de la segunda edición, esta vez de 3.000 copias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *